El miércoles 26 de marzo, la fundación Mundo Sano presentó en Argentina, la campaña “Ningún bebé con Chagas” que asume el compromiso de visibilizar esta enfermedad injusta para lograr que todos los bebés nacidos con Chagas, contraído por transmisión durante el embarazo de su madre infectada, y todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico, así como el tratamiento de las positivas.

Gracias a los progresos en el control vectorial y transfusional, una de las vías de transmisión más importantes en la actualidad es la vía vertical o congénita, es decir, una madre infectada puede transmitir el Chagas a su hijo durante el embarazo. Cada año nacen 9.000 bebés infectados, uno cada hora, y la mayoría no acceden al diagnóstico ni al tratamiento. Por eso, la campaña tiene como finalidad lograr que en 2030 ningún bebé nazca con Chagas, es decir, que el 100% de las mujeres en edad fértil hayan sido diagnosticadas y tratadas.

Mundo Sano presentó un Compromiso al que se invita a diferentes organismos y personalidades a adherirse para cambiar la realidad de esta enfermedad. Para Silvia Gold, Presidente de la fundación Mundo Sano: “Hoy nos encontramos en una nueva etapa porque disponemos de herramientas de diagnóstico y tratamiento, y porque hay consensos científicos, además de guías clínicas avaladas por la OMS, que demuestran que el tratamiento funciona, especialmente en niños, jóvenes y mujeres en edad fértil”.

El Chagas tiene hoy un alcance global con 8 millones de personas de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil. Y cada año 9.000 bebés nacen con la enfermedad. En nuestro país, se estima que hay 7 millones de personas en riesgo de contraer Chagas y 1,6 millones de infectados.

Con esta campaña, la fundación Mundo Sano está decidida a contribuir a la eliminación de la enfermedad de Chagas. “El Chagas es un problema de salud pública que nos involucra a todos como sociedad. Estudios recientes demuestran que el diagnóstico y tratamiento de las niñas y las mujeres en edad reproductiva previene eficazmente la transmisión congénita, por eso nada más injusto que un bebé afectado por una enfermedad que tiene tratamiento”, destaca Gold.

Ningún Bebé con Chagas se enfoca en el control de la transmisión maternoinfantil, alineada con las estrategias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Y apunta a los logros alcanzables de salud en 2030, tal como está previsto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

     

Mundo Sano es una fundación familiar que contribuye, con la investigación en terreno, a las políticas públicas dirigidas a mejorar la vida de las personas afectadas por enfermedades desatendidas, que son aquellas que afectan a los sectores más vulnerables de la sociedad. En la actualidad, Mundo Sano cuenta con una oficina central y cinco sedes en Argentina, además de una oficina en Madrid desde donde pone en marcha programas en España y África.

mundosano@mundosano.org